e-Mail
observatoriomx@observatoriomx.mx
¿Necesitas ayuda?
55 70 46 50 70

A través del conocimiento científico y tecnológico se puede generar riqueza en la sociedad actual, ya que es un impulsor para el desarrollo económico y social. La ciencia, la tecnología y la innovación se han convertido en herramientas necesarias para la transformación de las estructuras productivas, la explotación racional de los recursos naturales, el cuidado de la salud, la alimentación, la educación y otros requerimientos sociales.

Los países tienen la oportunidad de consolidar avances logrados en los últimos años y enfrentar los desafíos pendientes en el plano de la economía, la sociedad, la educación y la cultura. El conocimiento científico y tecnológico puede contribuir en gran medida a que ello sea posible. Los desafíos deben ser enfrentados con un pensamiento estratégico, de largo plazo y en profundidad, fortaleciendo los lazos comunes. Vincular las instituciones de ciencia y tecnología con las demandas sociales conlleva un proceso que moviliza, no solamente a la comunidad científica, sino a muchas otras actividades de la sociedad.

El conocimiento científico y tecnológico es hoy una de las principales riquezas de las sociedades contemporáneas y se ha convertido en un elemento indispensable para impulsar el desarrollo económico y social. Para denominar a este proceso se han acuñado expresiones como “sociedad del conocimiento” y “economía del conocimiento”. La prosperidad de los países ha quedado así asociada con el valor que agrega el conocimiento a los productos con los que se posiciona en el mercado y a los servicios que brinda a sus ciudadanos. El éxito en el proceso de desarrollo de los países depende en buena medida de la capacidad de gestionar el cambio tecnológico y aplicarlo a la producción, la explotación racional de recursos naturales, la salud, la alimentación, la educación y otros requerimientos sociales.

Es por ello que se considera relevante el Capital Humano especializado en actividades relacionadas con ciencia y tecnología dado que las naciones innovadoras implementan iniciativas en ciencia y tecnología para aumentar la productividad y volverse más competitivas.

En México quedan muchas aéreas de oportunidad para que la ciencia, la tecnología y la innovación contribuyan al desarrollo económico. La evidencia internacional muestra que se requieren políticas sostenidas para fortalecer nuestras instituciones de gobierno encargadas de estas tareas, ya que habitualmente; de manera directa o por delegación, son quienes llevan adelante el seguimiento de los procesos innovadores, y tienen por propósito básico disponer de una base fundamental para el diseño y evaluación de las políticas de ciencia y tecnología.

La importancia de este indicador es poder identificar el número de profesionales en las áreas relacionadas con la ciencia y la tecnología. El presente estudio utiliza la información del INEGI para construir una gráfica que representa el Capital humano en las áreas de ciencia y tecnología separándola en cuatro grandes rubros:

  1. Capital Humano en Ciencia y Tecnología
  2. Capital Humano graduado en carreras de Ciencia y Tecnología
  3. Capital Humano en actividades de Ciencia y Tecnología
  4. Graduados en Ciencia y Tecnología que realizan actividades relacionadas con la ciencia y la tecnología

El comportamiento de los graduados en carreras de Ciencia e Ingeniería, hasta antes del 2005, en algunos periodos se registraron ligeros retrocesos, sin embargo, a partir del 2007, se ha mantenido un crecimiento constante, registrando para el 2013, 10 millones 924 mil personas relacionadas con actividades de ciencia y tecnología.

BOLETÍN INFORMATIVO