e-Mail
observatoriomx@observatoriomx.mx
¿Necesitas ayuda?
55 70 46 50 70

En el año del 2014 la empresa COBURFIN llevo a cabo un estudio denominado: “Regionalización y Clusters” (COBURFIN, 2014), establece un marco teórico que permite definir de manera puntual la etapa de desarrollo en la que se encuentran los clusters. A través del estudio fueron consideradas tres opciones para identificar la etapa en la que se encontraban:

  • Formado,
  • En proceso de formación,
  • No conformado

El estudio, estuvo conformado por entrevistas directas a aquellas personas que contaban con una incidencia directa en las decisiones del cluster, así como encuestas recogidas en mesas de trabajo, recopilación y análisis de información primaria y secundaria que contribuyó a la conformación del estudio.

Tipo de Entidad Legal

La primer grafica nos refleja el tipo de entidad conforme a la ley de sociedades mercantiles se encuentra constituido el clúster. Las opciones como se observan en la gráfica son:

  • A.C.
  • S.C.
  • S.A.
  • S.A. de C.V.

Del total de la muestra; el 67% dijeron que estaban constituidos como un Clúster A.C. (Asociación Civil) y el 17% como S.A. de C.V. (Sociedad Anónima de Capital Variable), el 11% dijo que era otro tipo de entidad legal y el 6% no contesto. En la gráfica se muestran los resultados.

Etapas de Desarrollo de los Clusters en México

Como se observa en la siguiente gráfica, del total de las agrupaciones industriales identificadas como clusters, el 60% de éstos se encuentran en una etapa de desarrollo o crecimiento (COBURFIN, 2014), en tanto que el 20% de los clusters se encuentra en una etapa de madurez, mientras que el 20% restante, se encuentra en la fase de incubadora o nacimiento. Es importante aclarar que, en la etapa de declive o desaparición, no se registra ningún clusters, debido principalmente por los años de operación que nos indica que todavía el clúster no alcanza la madurez total.

Cobertura Comercial del Cluster

Del total de los clusters en México, 39% han experimentado un crecimiento en lo que respecta a la cobertura de sus operaciones pasando de transacciones locales a un entorno transnacional, por otra parte el 33% comercializa su sus productos a nivel regional. El 11% de los clústers es de cobertura es nacional y el 6% del total de la muestra, no contestó la forma en la que lleva a cabo la comercialización de sus productos, como se observa en la siguiente gráfica.

Ciclos de vida

De acuerdo con Leonel Guerra Casanova, quien es un experto en temas de clusters en la nota sobre “El Ciclo de Vida de un Clúster” que forma parte de un trabajo con el nombre de “Clúster Económico y el Proceso de Clusterización”, identifica las siguientes fases en la vida de un clúster.

Etapa de inicio o de gestación: En solo existen las empresas e industrias y funcionan de manera independiente y desvinculada, sin embargo, estas se encuentran involucradas en el desempeño de una actividad económica en una región de un país o una localidad. Esta etapa debe ofrecer “la semilla del cluster”, que generalmente está representada por fuerzas impulsoras provenientes de ventajas naturales (por ejemplo, clima y la biodiversidad), o de alguna oportunidad de negocio que se detona y establece en la región una actividad económica promisoria, o bien, por la demanda regional de algún producto y/o servicio.

Etapa de Formación: Durante esta etapa al existir las condiciones y conglomeraciones entre empresas e industrias agregando ahora instituciones especializadas en una actividad económica particular, así como también una vinculación incipiente entre ellas a fin de compartir elementos comunes y complementarse. Si la fuerza impulsora en la etapa de inicio se conduce exitosamente, el cluster puede emerger y prosperar. Esta etapa, que es crucial para la continuidad del cluster, se caracteriza por la presencia y compromiso de pocos actores económicos, que en caso de ser exitosos con la estrategia de clusterización, seguramente interesarán a otros actores y empresarios a asociarse para emprender otras iniciativas de acción y de esta manera el clúster pasará a la siguiente etapa de su ciclo de vida. Algunos clusters en formación “despegan y crecen”, otros no van a prosperar y eventualmente desaparecerán; la clave principal está en el éxito de los negocios que emprendan y en la competitividad de la infraestructura económica disponible.

Etapa de expansión o desarrollo: Se caracteriza por la existencia de una masa crítica de empresas, industrias e instituciones fuertemente vinculadas para complementarse y generar sus ventajas competitivas, la de la actividad económica particular con la que están relacionadas, y la de sus productos y servicios. Los clusters que pasan a esta etapa son los que lograron “despegar y crecer” y se caracterizan por el establecimiento de fuertes vínculos asociativos entre las empresas, industrias e instituciones para lograr sus objetivos y beneficios comunes. En esta etapa, las organizaciones del clúster trabajan colaborativamente enfocándose especialmente en el desarrollo y fortalecimiento de una infraestructura económica competitiva que les permita realizar sus negocios exitosamente, por lo que es notorio la aparición de fuertes vínculos con proveedores clave de esta infraestructura, particularmente con las universidades y centros de investigación y desarrollo tecnológico, con instituciones bancarias y financieras y entidades de gobierno. Igualmente, en esta etapa de expansión se empiezan a extender vínculos con otras empresas y/o clusters ubicados en el entorno (“ecosistema”) del cluster que son proveedores de insumos y servicios de apoyo especializados.

Etapa de maduración: Se caracteriza por que el clúster está perfectamente consolidado y una vez que el clúster entra en su etapa de maduración, ciertas estrategias tienden a dominar, en particular la relacionada con la consolidación del clúster a través de vínculos con redes colaborativas de empresas, industrias e instituciones para impulsar la innovación. Es típico de esta etapa que el clúster empiece a establecer un nuevo ciclo de vida basado en la incorporación de nuevas tecnologías y la generación de nuevos productos innovadores. Si las empresas del clúster no deciden apostarle a la innovación en esta etapa de maduración, lo más probable es que el clúster empiece a declinar y eventualmente desaparezca. Es característico de esta etapa el fortalecimiento y consolidación de vínculos con los proveedores de infraestructura económica, insumos y servicios de apoyo especializados.

BOLETÍN INFORMATIVO