e-Mail
observatoriomx@observatoriomx.mx
¿Necesitas ayuda?
55 70 46 50 70

Al generalizarse la globalización de las economías, las regiones experimentaron cambios profundos para adecuarse a los avances tecnológicos y a las nuevas estrategias de segmentar los procesos de producción que han modificado la competitividad de las empresas. Estas transformaciones condujeron a nuevas formas de organización económica y empresarial para enfrentar la competencia, lo cual condujo a la formación del clúster, que simboliza el desarrollo regional en los tiempos modernos. El concepto de Clúster se encuentra relacionado al territorio o ámbito regional de acción concreto. La constitución de estas agrupaciones tiene como objetivo promocionar y facilitar el desarrollo de sectores estratégicos para las regiones donde se implantan, potenciando la innovación y favoreciendo la atracción de empresas creadoras de valor, tanto nacionales como extranjeras. Los resultados económicos que puedan obtener las regiones están directamente vinculados a la capacidad desarrollada por los distintos agentes implicados para convertir el conocimiento, las aptitudes y competencias en ventajas competitivas sostenibles.

La integración del clúster se basa en dos tipos de cooperación inter empresarial. La primera se da a través de la subcontratación, cuyo resultado es un tipo de cooperación vertical (Mungaray, 1997). La segunda se obtiene de manera horizontal a través del intercambio de información; por el desarrollo del aprendizaje tecnológico que va de empresa a empresa a través de los nexos familiares o las relaciones de amistad obtenidas en la escuela; o bien a través de los organismos empresariales regionales.

La estructura de gobernabilidad del Clúster de acuerdo a la información recopilada de la encuesta “Regionalización y Clusters” de la empresa COBURFIN en el 2014, se concentra principalmente a través de un Consejo, seguida por la estructura de Comité.

El 33 por ciento de los clusters establecidos en el país, cuentan con más de 10 años de experiencia, seguidos con el 22 por ciento con un rango de experiencia entre 6 y 10 años.

Las principales ventajas que se presentan por el factor de ubicación, es la que se refiere a los accesos de las vías de comunicación, seguida por la cercanía para la vinculación académica de la región, entre otras.

La siguiente gráfica muestra las interacciones de la cadena de valor, donde las opciones más elegidas correspondieron a los servicios que ofrece el sector con empresas y cámaras regionales, otra respuesta importante se debe a las industrias relacionadas junto con otros servicios de apoyo al sector.

El 66% de los clusters, determinaron al financiamiento como un factor crítico para su desarrollo y crecimiento.

Como las principales limitaciones detectadas al iniciar el modelo de negocio del clúster, la encabezan los altos costos de inversión para su establecimiento, seguido de los problemas específicos de la industria y a cuestiones políticas del entorno empresarial.

BOLETÍN INFORMATIVO